Yoga más allá de las clases

el

Asistir a clases de Yoga tiene muchos beneficios y, sin embargo, ¿no sería mejor aplicar esta experiencia a nuestra vida cotidiana?.

La práctica del Yoga en clase invita a permanecer en el momento presente, llamando la atención a ésta o aquella parte del cuerpo que debe estar activa, a otra que se mantiene en reposo, a veces centrándose en mantener el equilibrio…

Aplicar estos principios de autoobservación y conciencia a nivel físicio en la vida diaria, nos lleva a reconocer diferentes estados emocionales a lo largo del día, probablemente muchos de ellos poco positivos o poco sosegados.

Ser conscientes de estas emociones tiene un gran valor y es un gran punto de partida porque podemos, por un lado soltar la tensión física que se ha generado en nuestro cuerpo (sencillamente al darnos cuenta) y, por otro, porque podemos atender esas emociones y descubrir cómo nos hablamos, como nos pensamos, como nos tratamos a nosotros mismos.

Si nos damos cuenta, durante las sesiones de Yoga, también se despiertan estas emociones, y es importante observar, en ambos casos, si nos “hablamos” en negativo o en positivo, si nos tratamos con exigencia, o desde la atención cariñosa. Esta observación, nos ayudará a tomar distancia de las emociones, generando un espacio alrededor de ellas, lo que nos permitirá poder actuar y decidir sobre ellas de manera más acertada, en coherencia con lo que somos.

Flor de Tila

Namasté.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s