La Paz Perfecta

Erase una vez un rey que organizó un concurso de pintura, ofreciendo un gran premio al artista que pudiera pintar la paz perfecta

Participaron muchos artistas . Acabado el plazo de presentación, el rey hizo exponer las obras en uno de sus suntuosos aposentos de palacio. Se tomó su tiempo para escoger a los finalistas.

El rey optó por decidirse entre dos cuadros entre todos los presentados.

El primero de ellos representaba un lago de tranquilas aguas en las que se reflejaban montañas llenas de armonía. Por encima había un cielo azul con tenues nube . Todo el mundo pensaba que ese cuadro era la representación perfecta de la paz y que por tanto sería elegido por el monarca para recibir el premio.

La segunda pintura, representaba una tormenta que descargaba un fuerte aguacero con rayos y truenos. También se apreciaba una un fuerte salto de agua tortuoso y amenazador. ¿Transmitía este cuadro paz?

Fijándose bien, el rey vio, detrás del salto de agua, un pequeño arbusto que crecía en una grieta de la roca. En el arbusto un pequeño pájaro había construido su nido. Allí, en medio del estruendo del agua, estaba la madre pájaro en su nido alimentando a su cría, en una paz perfecta, ajenos al ruido.

El rey eligió como ganador al segundo cuadro. Ante el asombro de todos los presentes, el rey explicó su decisión:

Paz no significa estar en un lugar sin conflictos, donde no haya ruido, problema , trabajo duro o dolor. Paz es permanecer serenos a pesar de que a tu alrededor todo sean adversidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s